Cuidados de los equipos

 


FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: UWPCOURSE &emdash; juntasEl mantenimiento de los equipos fotosub, no es demasiado pesado, pero si habrá que tener unos cuidados mínimos, para asegurarnos que no tendremos ningún susto y poder alargar la vida útil del equipo entre revisiones en fábrica.

CUIDADOS PREVIOS A LA INMERSIÓN: 

Siempre es conveniente que los preparativos previos, se realicen sin prisas, preparando el equipo en casa tranquilamente y no en el club de buceo o en la barca, porque mas tarde o mas temprano estaremos condenados a pasar un susto. Los pasos a seguir siempre, se reducen a: 

. Colocar carrete y baterías en la cámara y flashes y comprobar que funciona todo.

. Colocar las juntas tóricas de las cajas, frontales y flashes, bien lubricadas con grasa de silicona, la justa, ni que falte ni que sobre y uniformemente repartida por la junta. 

. Cerrar las cajas, tapaderas, poner conectores etc, comprobando que cierran herméticamente y asegurándonos de no pellizcar ni desplazar ninguna tórica de su asiento. Una vez cerrado, comprobamos que los mandos funcionan y que todo esta correcto. No es mala practica tirar una primera foto en seco, para ver que todo funciona, y que el contador de película corre.

. Meter el equipo en un cajón de transporte que evite golpes en la embarcación. Las embarcaciones de buceo, no suelen estar pensadas para los fotosub y conviene que llevemos el equipo bien protegido de golpes. Como sugerencia os comento que llevo el equipo envuelto en una toalla en el interior de una nevera de camping. Estas neveras las hay de todos los tamaños y seguro que hay una para cada equipo fotosub, mas grande o mas pequeño. 

CUIDADOS EN LA INMERSIÓN: 

Estos cuidados se reducen a dos palabras, tranquilidad y suavidad: Evitaremos arrojarnos con el equipo y pediremos que nos lo den una vez en el agua o bien lo dejaremos caer suavemente al agua sujeto por una cuerda y un mosquetón, para, una vez tirados al agua, recuperarlo. 

Una vez bajo el agua, comprobar en los primeros 10 metros, sobre todo, que no hay ninguna filtración de agua y luego trabajar con el manejándolo con suavidad y sin forzar los mandos. Evitar también colgar el equipo del chaleco, pues esto probablemente hará que lo golpeemos o arañemos. 

De vuelta al barco, dar el equipo al barquero y pedirle que lo deje de nuevo en la caja. Una vez que subamos, ya lo ordenaremos. 

CUIDADOS TRAS LA INMERSIÓN: 

FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: UWPCOURSE &emdash; cuidados2Los cuidados tras la inmersión podrían seguir la siguiente secuencia: 

. Endulzar ligeramente el equipo en el centro de buceo, en una pila limpia y sin mucho movimiento de objetos que lo puedan golpear, o en su defecto con una manguera lavarlo. 

. A la vuelta a casa, lavarlo en un cubo o bañera, moviendo los mandos suavemente. Si estamos buceando a diario, con esto bastará, pero si vamos a dejar el equipo en dique seco una temporada, recomiendo lo siguiente: 

. Lavar el equipo montado en agua destilada. Esto puede parecer un capricho, pero pensad que la mayoría de nuestras aguas son muy duras, con lo que tendremos juntas muy limpias de sal, pero con el tiempo muy "calcificadas". Mi consejo es lavar el equipo en un cubo o barreño con agua destilada de vez en cuando, y sobre todo cuando se vaya a almacenar. Si a esta agua le añadimos unas gotitas de ácido (Ej. Vinagre, poca cantidad), nos aseguramos un pH ligeramente ácido lo cual facilitara algo mas la solubilidad de las sales de calcio que puedan estar adheridas a tóricas o ejes.

. Después de esto, secar el equipo y desmontarlo en orden inverso, quitar todas las tóricas de sus asientos antes de cerrar de nuevo los equipos y almacenar todo el equipo en un lugar normal, fuera de la luz y del calor. 

LAS JUNTAS TORICAS: 

Son la vida de los equipos y necesitan un cierto mantenimiento, aunque este no es muy complicado. Las recomendaciones para su uso son las siguientes: 

. Almacenarlas fuera del alcance de la luz solar para evitar que se sequen y pierdan elasticidad. 
. De vez en cuando es aconsejable recubrir las juntas almacenadas con una pequeña capa de silicona que le proporcionará una mayor resistencia al envejecimiento. 
. Cuando se monte una junta, asegurarse de que está perfectamente instalada en sus asientos y que no se pellizque al cerrar las tapas. 
. Cuando se sospeche que una junta está en mal estado, sustituirla por una nueva. Tened en cuenta que una junta tórica vale infinítamente menos que el equipo al que protege. Así que no seamos tacaños y antes de que parezcan deterioradas cambiadlas. Es buena práctica por ejemplo cambiarlas, aunque estén bien, una vez al año. 


Si seguís estas indicaciones, el equipo aguantará mucho perfectamente operativo. Sobre todo seguid el consejo del agua destilada, es muy útil. No obstante, aunque el equipo vaya bien, es muy recomendable remitir, al menos, cada 5 años los equipos al fabricante, para una revisión a fondo y sustitución de las tóricas en los mandos.

 


[Página principal] [Intro tutorial] [Intro a descripción de equipos]