FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: MarineLife &emdash; FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: MarineLife &emdash;

 

La fauna en fotografía submarina es otra de los grandes apartados, donde una persona que comienza en la fotosub, puede salir bastante airoso, simplemente siguiendo una reglas básicas de comportamiento. 
FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: MarineLife &emdash; La fotografía de fauna es toda aquella que se sale del terreno macro y sin llegar a abarcar el angular o ambiente, refleja "retratos" de seres vivos. Estos seres vivos, podrán ser inmóviles, formando parte de fauna fija a las piedras, como los ceriantros, los pólipos, los corales, y otros y en este caso la toma es mas fácil, pues podemos dedicarle mas tiempo a la composición, luces y otros pormenores de la toma; o bien móviles como los peces, donde ya la cuestión no es tan fácil y muchas veces tendremos que preparar la foto antes de intentar aproximarnos a ellos. 

Quizás los objetivos por excelencia en esta modalidad sean los de focal media como el 50 mms. macro de Sigma o el 60 mms. macro de Nikon; ambos tienen un ángulo adecuado para sacar una toma de un sujeto medio, completo a una distancia discreta y además tienen la peculiaridad de ser macros, con lo que vamos preparados para dos bazas, por si las moscas. También será adecuado el uso de zooms medios, como el 28-80 mms. En cuanto a flashes, será suficiente un flash de mediana potencia como un YS90 de Sea Sea o el equivalente de otras marcas. 


FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: MarineLife &emdash; En cuanto a las tomas en individuos inmóviles, ya dije que es un tipo de tomas donde nos podemos recrear mas en la composición, calculo de parámetros etc. En general procederemos a examinar al sujeto, desde varios ángulos, pues cada perspectiva nos puede ofrecer una faceta novedosa de la misma toma, una vez que hayamos efectuado el "reconocimiento", decidiremos las tomas que vamos a hacer y vemos el encuadre mas apropiado, vertical u horizontal, dependiendo de las características del sujeto en cuanto a longitud o volumen y una vez elegidos los encuadres, compondremos la imagen y disparamos las tomas. 

En cuanto a la luz podremos elegir entre iluminación natural o iluminación con flash y en este caso, tendremos dos opciones. Una será utilizar el TTL, si el sujeto cubre una buena parte del encuadre y no presenta excesivos contrastes o zonas muy claras u oscuras que puedan engañarlo, o bien, calcularemos (con velocidad dentro de la de sincronización de flash) el diafragma adecuado para la toma en función del número guía del flash y de la distancia. Recordemos que el diafragma será el número guía dividido por la distancia en metros. Si tenemos dudas sobre el cálculo correcto de la distancia al sujeto, lo que debemos hacer es horquillar la toma, es decir sacar tres fotos, una a los valores estimados y otras dos, una 1 diafragma por arriba y otra un diafragma por abajo, con lo que conseguiremos con toda probabilidad una toma, al menos, buena. 

De los animales inmóviles, podemos sacar unas bonitas tomas, bien compuestas y según la iluminación, podremos conseguir que la silueta del sujeto resalte sobre un fondo oscuro, normalmente cerrando diafragmas o bien que se integre en el entorno haciendo uso de la luz natural y artificial combinadas, tal y como explicaré en el capítulo de ambiente. 


FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: MarineLife &emdash; En el apartado de animales móviles, se presentan formas de actuación algo diferentes, pues tendremos en este caso que "cazar" al sujeto y esto además de técnica fotográfica, requerirá habilidad. 

Tendremos que hacer uso de las técnicas de aproximación que ya comentamos, sobre todo para el caso de peces que dormitan suspendidos a media agua pero que pueden ser sensibles a aleteos o movimientos bruscos. Con los peces también podremos utilizar el acecho o la espera y a veces las técnicas de barrido (seguir con la cámara el movimiento del pez) para congelar la acción. De todas las maneras, el estudio minucioso de las costumbres de las distintas especies, nos puede facilitar este tipo de tomas, pues podremos anteponernos con mayor facilidad a los movimientos del sujeto. 

En esta modalidad, quizás sea recomendable trabajar con prioridad de velocidad, eligiendo una velocidad alta (superior a 1/60), lo que nos permitirá congelar la acción con menos esfuerzo, tan solo variando diafragmas. 

Existen unos puntos fuertes en las fotografías de peces que si los respetamos pueden darle un valor añadido a la toma. Estas consideraciones serían: 

- Los Ojos del pez, deben ser visibles, al menos uno, pues es uno de los primeros lugares donde se centra la vista. Así, deberán estar situados en alguno de los puntos fuertes y estar además muy bien enfocados y con la mayor profundidad de campo posible. 

- El Angulo de la toma es recomendable que sea ligeramente por abajo del pez, a un ángulo de unos 45 grados. Esto es variable según la especie, pero lo que si es cierto que una foto desde arriba casi siempre quedará mas deslucida que desde abajo. 

- El Angulo de luz puede ser variable, según el efecto que queramos conseguir, pero quizás la iluminación mas empleada sea la cenital hacia un lado. Se pueden utilizar dos flashes que nos suavizarán sombras. Si podemos conseguir algún pequeño reflejo de luz en el ojo, le dará mas vida a la toma. 

- Si en un pez observamos una costumbre o gesto que lo destaque sobre otras especies, es conveniente esforzarse en sacarlo, pues esto le imprimirá personalidad a la toma y la convertirá en un buen retrato del individuo. 

- Hay que huir de las fotos de "guía de especies", pues suelen estar muy bien técnicamente, pero siempre darán la impresión de que el pez está como "pegado con chinchetas" al fondo y esto le restará brillantez a la toma. 

Las fotos de los seres vivos, en la medida de lo posible, deben transmitir algo y fundamentalmente lo primero que deben transmitir es vida y a continuación si es posible algún sentimiento. Esto hará grande a la foto. 


 

 

[Página principal] [Intro tutorial] [Intro recomendaciones] [Capítulo siguiente]