Fotografía Macro

 


FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: MarineLife &emdash; FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: MarineLife &emdash;

Como norma general, hay que comenzar diciendo, que para cada modalidad fotosub se requiere el uso del material que sea el idóneo para esa situación, sobre todo en lo referente a ópticas y flashes. Tambien es bueno saber que como norma es una buena costumbre acercarse al máximo al motivo, con objeto de que haya la menor cantidad de agua (con partículas) entre la cámara y el sujeto.

La macrofotografía es, sin lugar a dudas, una de las modalidades con la que antes se obtienen satisfacciones, pues al trabajar con distancias tan cortas, eliminamos la suspensión y además la cantidad de ajustes tanto de cámara como de flash, se reducen al mínimo. Sin embargo las pequeñas dimensiones de muchos motivos, hacen que se deba de trabajar con un equipo algo diferente que aumente estas "miniaturas" hasta un tamaño que encaje en el fotograma sin perderse en él. 

Hoy día, el macro se puede realizar con ópticas especiales con capacidad macro o con accesorios que modifican la capacidad de aumento de los objetivos, siendo estos las lentes de aproximación, los anillos de extensión y en parte los duplicadores de focal (indirectamente). 

Tanto las lentes de aproximación como los anillos de extensión, se utilizan tanto en cámaras anfibias (Nikonos) como en las reflex en carcasas. FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: MarineLife &emdash; Las lentes de aproximación, son lentes de ampliación de diferentes potencias, que se colocan delante del objetivo para modificar la distancia focal, permitiéndonos obtener una distancia mínima de enfoque inferior a la normal del objetivo, pudiéndose hacer fotos más próximas al motivo y obtener primeros planos con mas detalle. Pueden utilizarse en cámara en caja estanca, pero no es práctico muchas veces, por lo que su uso se extiende más a las máquinas anfibias como la Nikonos o la Motormarine.

Los tubos de extensión son aros de plástico, aluminio, etc. de diferentes grosores, que se colocan entre la cámara y el objetivo y que al aumentar la distancia entre el plano de la película y el objetivo, se produce un efecto de aumento que es mayor que el que se obtiene con las lentes de aproximación. También los tubos de extensión se utilizan en cámaras anfibias.

Tanto unos como otros, en máquinas anfibias, tienen una profundidad de campo muy pequeña, por lo que requieren el uso de una varilla y un marginador para encuadrar (en la imagen se puede ver una de estas lentes con sus varillas de encuadre), lo cual tiene el inconveniente de que puede asustar al motivo y que además el flash hay que ponerlo por arriba, para evitar sombras de las varillas.

Los objetivos macro, ya han sido vistos en mayor profundidad en otros apartados. Solo decir que el rey del macro es el Sigma o Nikon 105 mms., con el que se obtiene un aumento de relación 1:1 a una distancia de trabajo cómoda. También tenemos el 50/60 mms. macro, el 90 de Tamron y el 180 mms. de Sigma o Nikon. .

Otro detalle en macro, es que el uso de un flash es imprescindible, precisamente por la falta de luz y para recuperar el colorido. Los flashes utilizados en macro, suelen tener una temperatura de color alrededor de 5000-5500 ºK y es imprescindible hoy día que el flash sea TTL.


FOTOMARINA: JOSE MARIA & ARLEN ABAD: MarineLife &emdash; Existen unos consejos básicos para abordar correctamente la modalidad de macrofotografía y podríamos resumirlos en: 

1.- Utilizar una película con una sensibilidad no superior a 100 ASA. Esto es porque al fotografiar sujetos tan cercanos y con flash, la cantidad de luz es más que suficiente para iluminar y así, utilizando una película de baja graduación ASA, el tamaño del grano será menor y el nivel de detalle mayor. Muy recomendable 50 o 64 ASA si vamos a macro puro o 100 ASA si además nos planteamos fauna y algo de ambiente. 

2.- Si el sujeto es sésil o tranquilo, podremos tomarnos algo de tiempo para componer la toma a gusto. 

3.- Si el sujeto es algo mas inquieto, habrá que componer mentalmente la foto y acercarnos lentamente tomándonos todo el tiempo necesario si la toma lo requiere. Es muy recomendable no aletear bruscamente, y en el momento final, incluso contener la respiración unos segundos, pues el ruido de las burbujas puede hacer que el sujeto ponga pies en polvorosa. 

4.- Las reglas de composición ya vistas aqui también se aplican, dominando sobre todo la regla de la diagonal y la de los puntos de intersección de los tercios, pues en esos puntos es conveniente colocar la parte del sujeto que queramos que sea el centro de atención principal de la foto, como por ejemplo el ojo en la cabeza de un cabracho.

5.- A veces será necesario apoyarse con la mano izquierda para estabilizarnos al hacer la toma. Es importante no sujetarse cerca del sujeto y no levantar suspensión que nos podrían estropear la toma. Además hay que ser respetuosos con el medio e intentar no sujetarse a nada que no sean piedras. 

6.- Efectuar el disparo dentro de la velocidad de sincronización del flash y con diafragmas muy cerrados. Para estas tomas, los diafragmas F:22 o F:32 serán idóneos, pues además de conseguir una exposición correcta, conseguiremos una mayor profundidad de campo, lo que es imprescindible en estas tomas, ya que a estos grados de aumento, la profundidad de campo de los objetivos se reduce a la mínima expresión y por eso con el diafragma cerrado sacaremos la máxima. 

7.- Evitar poner el flash (si es uno solo) muy lateral, pues esto nos proyectará una sombra muy dura hacia el otro lado. Colocarlo mas bien arriba o ligeramente arriba y lateral. A veces puede venir bien el uso de dos flashes, uno principal y otro de relleno que nos suavizará las sombras en el lado opuesto al flash mas potente. En cuanto al flash de relleno, si se usa, conviene que tenga una potencia de 1 punto y medio menos (aproximadamente) que el flash principal.

 


[Página principal] [Intro tutorial] [Intro Recomendaciones] [Ir a capítulo siguiente]